martes, enero 11, 2011

Cómo pesar tus tetas

Lo prometí en el último post: iba a dejar de hablar de chochos, así que me he decidido a hablar de tetas. ¿Cómo se ha producido este giro radical en la temática de mi blog?  Pues, paradojas de la vida, la responsable es mi colega la Chochobravo. ¿Quién lo hubiera pensado, que alguien que se autodenomina Chocobravo fuera espoleta para que yo empezara a hablar de tetas?

En fin. Para mí que no hay nada más peligroso que una cena con colegas en una casa y con varias botellas de vino. Yo no sé si os pasa a vosotras, pero para mí ése es un espacio sagrado en el que puede suceder cualquier cosa, incluida la que pasó la otra noche. Después de una botella de sidra, varias de vino -muy rico, por cierto-, varias copichuelas de sorbete de cava y algo de licor traído desde Galicia, el derrape estaba servido en bandeja, ¿para qué negarlo? ¿Para qué negármelo?

La mecha la prendieron las tetas de otra de las colegas -me permito reservarme su nombre para no herir susceptibilidades-, bastante hinchaditas ante la inminente llegada de ese visitante coñazo -y nunca mejor dicho lo de coñazo- que nos llega a las mujeres en edad de procrear una vez al mes -por cierto, y ahora que hablo de esto, prometo otro post sobre la sincronicidad en las parejas de lesbianas con la regla-. La verdad es que esta colega tiene unos pero que muy buenos pechos y, con la ovulación, pues se le ponen aún mejor. Je, je...

Nuestra conversación comenzó en girar en torno a ese asunto casi de manera obsesiva, me atrevería a decir. "Pues yo creo que cada teta me engorda por lo menos un kilo cuando me va a venir la regla", decía esta colega. De repente Chochobravo saltó de su silla y en cero coma apareció con una báscula electrónica traída a toda máquina desde el cuarto de baño para realizar el pesaje de las teta de esta colega en estado premenstrual.

"Móntate, móntate". 61 kilos. "Ahora vuelve a montarte", le dijo al tiempo que le sujetaba por debajo las tetas para que estuvieran en algo que podríamos denominar estado de ingravidez. ¡¡¡57 kilos!!! Dos kilos por teta. La verdad es que a mí jamás se me hubiera ocurrido realizar el pesaje de un pecho de esta manera. Yo hubiera sido menos imaginativa: hubiera usado una balanza de precisión, tal y como hicimos en el instituto con una compañera que tenía unas teeeeeeeetaaaaassss tremmmeeeeendaaasss... Si no recuerdo mal, ¿podía pesar cada una de ellas algo así como tres kilos?

Otra de las colegas y yo asistimos expectantes al pesaje. La verdad es que a mí me picó el gusanillo de comprobar cuanto pesa cada uno de mis pechos -para mí que andan también bien servidos, porque ando por la 100- pero el hecho de que eso llevara implícito conocer cuantos kilos he engordado estas Navidades hizo que renunciara a pasar por la báscula.

7 comentarios:

SiendoYo dijo...

Yo tengo una amiga a la que le pasa también lo de el "aumento de volumen" durante la ovulación y demás. Sus tetas son uno de nuestros temas de conversación habituales.

Espero impaciente lo de la sincronicidad de las reglas en las parejas bollo. Doy fe total de que es cierto.


Un beso

iTxaro dijo...

jajajaa vaya...nueva medida de pesaje

Lowana dijo...

Pues sí... Ya tenemos un nuevo mode de pesar los pechos... Je, je...

Butterflied dijo...

Oh, dios mío, tengo que probarlo. MUY FAN de esta entrada.

Shhh... dijo...

jaja, lo probaría, pero también paso de saber cuántos kilos he engordado estas navidades XD

Anónimo dijo...

A mí tampoco se me hubiera ocurrido pesármelas así, jajaja, pero me pasa como a tí con báscula; la considero una de mis peores enemigas,ggggg.
Lo de la sincronía en las reglas eso pasa cuando hay un colectivo de mujeres que conviven. A mí me pasaba con mis compañeras de piso en la carrera y ahora con mi señora también.
Lowana, sigue contándonos cosas divertidas. Un saludito
Mapupi

Lunax dijo...

Hola!

Llegué aquí buscando cómo pesar mis tetas, porque estan todas mis amigas intrigadas de cuánto me pesan, y la verdad que yo también, xD . Pero pensando en ese modo de pesarlas veo algo raro, aunque esten aguantadas por otra persona, el peso sigue siendo el mismo porque está encima de la pesa, aunque se las esté sujetando ¿no?.
Yo lo que tenía pensado hacer, es lo de poner un litro de agua, meter una teta dentro y lo que caiga es el peso de ellas... Ahora me quedo con la duda. xD

Respecto a por qué se sincronizan las reglas, la verdad que justamente ese tema lo había hablado con una amiga, y cuando vivía en casa , mi hermana mi madre y yo, coincidiamos siempre, bueno yo no, yo era la irregular que venía cuando quería, xD.

No soy lesbiana, pero voy a mirar un poquito tu blog, a ver qué mas cosas hay , que después de éste me hizo gracia xD.