viernes, octubre 13, 2006

¿Puede provocar el visionado The L World la conversión al lesbianismo?


Desde que comencé a ver The L World una pregunta me ha machacado la cabeza: ¿Una mujer heterosexual se puede convertir al lesbianismo al ver la serie?. Las protagonistas son chicas guapas, de bandera, llenas de encanto y muy, muy femeninas, apetecibles para cualquiera, vamos. Si a ello le unimos el hecho de que dentro de mi filosofía vital cada vez gana más terreno la creencia de que todos somos bisexuales, ¿las mujeres heterosexuales que se enfrentan a un capítulo de la serie sienten también ese gusanillo recorriéndoles la barriga cuando ven a Bette y a Tina besándose? Al igual que le sucede a Jenny en el primer capítulo cuando presencia cómo Shane se enrolla con uno de sus ligues en la piscina, ¿sienten curiosidad por saber qué se siente al estar con otra mujer? Pues bien, para saber si mi suposición es o no correcta he decidido hacer un simple experimento. He aprovechado que hoy es festivo (gracias a Dios que a alguien se le ocurrió algo tan útil como dedicar un día a la patria) para invitar a un par de amigas heteros a mi casa a ver el capítulo piloto mientras yo me dedicaba a observarlas de reojo con el fin de detectar cualquier síntoma de atracción hacia la guapa de Bette. Mi esperanza era que las dos acabaran enmedio de mi salón protagonizando una tórrida historia de sexo animadas por alguna de las escenas de la serie, pero, he de adelantar, que no ha sido ni mucho menos así. "Joder, yo no pensaba que hubiera lesbianas tan estilosas", ha comentado Elena. "La música mola", ha sido lo único que ha dicho Irene. Para animar el ambiente he sacado a colación el inicio de conversión de Jenny y, ¡oh cielos!, las dos han coincidido al señalar que, de conocer a una mujer como Marina, "cualquiera se hace lesbiana". Ya les he dicho que el problema es que las mujeres como Marina no abundan. ¿Alguien conoce a alguna que se le parezca para presentarsela?

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Realmente creo que esto es una chorrada. La visión de esta serie no puede incitar a nada. Son todas unas pijas insensibles a las que no merece la pena dedicarles ni un minuto.
Andrea.

aidiux dijo...

Por supuesto que no fomenta la conversión, digo tengo amigas que gustan de la serie y para nada que les gustan las mujeres.Además, creo que lo que ha provocado TLW es que el estigma sobre las chicas Gay..se disipe un poco digo, ahora la sociedad en muchas partes es más abierta,..y de alguna manera ver The L Word ayuda a ver que dentro del mundo de mujeres gay...no necesariamente son "machorras" (como dicen) o que todas son masculinas..

En fin..saludos me gustó tu blog

Luka dijo...

Creo que no provoca, pero ayuda. Es como todo. Muchas veces no haces algo hasta que alguien te invita o te incita...Y al fin y al cabo todas somos capaces de amar pero el tema cambia cuando hablamos de sexo. Según mi experiencia hay muchas lesbianas vocacionales por ahí que nunca pasan a la acción. The L World es un espejo en el que nos reflejamos todas, porque hay poca creación literaria, artística y audiovisual de ficción tan "fashion" y "fantástica" como esta serie. Es estupenda. Por mí que la vean y la que le apetezca que pruebe. Siempre hay una primera vez para todo. Y ya sabéis niñas... hay una chica ahí fuera esperando...

jhosmary dijo...

yo considero que no PROVOCA, creo que esta serie ayuda a que se revele màs lo que es el mundo gay. que incita a las heteros?para nada, creo que cada quien es dueño de su sexualidad y una serie no podra cambiar eso, tengo amigas que ven y les encanta The L World y no por eso son gay, personalmente creo que lo que dijieron en la pagina principal es PAJa, yo soy lesbiana y no precisamente porque vi la seria jajaja

Mora dijo...

Que te cambie la manera de pensar no a menos que no sepas que eres, que tengas dudas de tu sexualidad.
Que provoque a probar si. La serie es magnifica me encanta.

Laura dijo...

Esta serie no incita para nada a una hetero a volverse lesbiana, de la misma manera que una serie hetero no incita a ninguna lesbiana a acostarse con un hombre.

Saludos.